Patrimonio

El puente de Gard, construido en el siglo I fue antaño el acueducto más elevado del mundo romano y abastecía de agua a la ciudad de Nimes, uno de los centros neurálgicos del Imperio. El puente de Gard desempeñó este papel esencial durante cinco siglos y fue descubierto de nuevo en el Renacimiento. Desde entonces, se ha convertido en uno de los monumentos turísticos más visitados de Francia y, en 2004, acogió la salida de una etapa de la única edición del Tour de Languedoc-Roussillon, un sucesor efímero del Gran Premio de Midi Libre.

Con frecuencia, los corredores capaces de aguantar escapadas largas han ganado en Gap, entre otros Jean-François Bernard, con su primera victoria aquí en 1986, o Pierrick Fédrigo, veinte años más tarde. Desde entonces, se han llenado de gloria aquí el campeón de Noruega Thor Hushovd en 2011 y, dos años más tarde, el corredor portugués Rui Costa, futuro maillot arcoíris. En la última visita del Tour a Gap en 2015, Rubén Plaza reinstauró la tradición de fugas llevadas a buen puerto.

Síguenos

Recibe información exclusiva del Tour de France

By browsing this site, you accept the use of Cookies in order to offer to you an advertising tailored to your interests, and to perform traffic statistics.

To find out more