Impey toma Brioude

14 julio 2019 - 17:52

Daryl Impey (Mitchelton-Scott) consiguió en Brioude la victoria de etapa y se convirtió en el segundo sudafricano en conseguir un triunfo parcial en el Tour de Francia. Un hito más para una hoja de logros donde brilla el maillot amarillo que vistió dos días en 2013 para ser el primer africano en liderar la Grande Boucle. La siempre emocionante jornada del 14 de Julio se resolvió con una escapada de calidad en la cual Tiesj Benoot (Lotto-Soudal) y el propio Impey fueron los más fuertes, dilucidándose el triunfo en un sprint a dos. La fuga no contenía elementos peligrosos para la general, lo cual permitió al pelotón dejarla hacer y tomarse una etapa de respiro. Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) continuará un día más de amarillo.

172 corredores tomaron la salida en la novena etapa del Tour de Francia 2019, que cubría 170,5 kilómetros entre Saint-Étienne y Brioude, a las 13:27. Los primeros kilómetros discurrieron muy rápidos, con múltiples ataques en cabeza del pelotón. Una desgraciada caída en el kilómetro 10 eliminaba a Alessandro de Marchi (CCC Pro Team) mientras por delante se formaba una fuga con Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe), Oliver Naesen (Ag2r La Mondiale), Iván García Cortina, Jan Tratnik (Bahrain-Merida), Tony Martin (Jumbo-Visma), Simon Clarke (EF Education First), Daryl Impey (Mitchelton-Scott), Jasper Stuyven (Trek-Segafredo), Nicholas Roche (Team Sunweb), Jesús Herrada (Cofidis), Tiesj Benoot (Lotto-Soudal), Romain Sicard (Total Direct Energie), Edvald Boasson Hagen (Dimension Data) y Anthony Delaplace (Arkéa-Samsic).

La caza y la entente

Cuando quedó claro que ésa era la escapada buena, dos ciclistas saltaron del pelotón, escalonados, en su busca: Marc Soler (Movistar Team) y Rui Costa (UAE Team Emirates). El español consiguió cazar en plena subida al Mur d’Aurec-sur-Loire (1ª, km 36,5), que coronó el primero Benoot. El portugués no tuvo tanta suerte y, después de 40 minutos de caza infructuosa, renunció. En el pelotón, Deceuninck-Quick Step dio permiso a la escapada, que rodó con una entente cordial y una ventaja que se fue incrementando paulatinamente con el paso de los kilómetros. En la cima de la Côte des Guillaumanches (3ª, km 106), por donde Impey pasó primero, era de 10’45”.

La batalla final

Aunque después de la segunda subida puntuable ya hubo algún ataque protagonizado por Clarke, fue en el repecho no puntuable de La Vernède donde se produjo el primer movimiento importante de cara a la resolución con el ataque en solitario de Pöstlberger. El austriaco llegó a poner 45” por medio con sus antiguos compañeros de escapada. A 20 de meta se produjo una selección en el grupo perseguidor que eliminó a Martin, Boasson Hagen, Delaplace, Sicard, Herrada, Cortina y Clarke. Los supervivientes se batieron en la Côte de Saint-Just (3ª, km 157,5), que coronaron en cabeza Impey, Benoot y Roche. Un ataque del belga en un repecho a 8 kilómetros de meta descolgó al irlandés, dejando el escenario preparado para el decisivo sprint a dos. En el pelotón, sólo un ataque del local Romain Bardet (Ag2r) perturbó la tregua durante unos minutos, sin mayor trascendencia. El grupo del maillot amarillo cruzó la meta a más de 16 minutos del ganador.

Síguenos

Recibe información exclusiva del Tour de France

By browsing this site, you accept the use of Cookies in order to offer to you an advertising tailored to your interests, and to perform traffic statistics.

To find out more