Descubre los juegos oficiales del Tour de France

TOUR DE FRANCIA 2023: EL FUTURO A TRAVÉS DEL VINTAGE

El Tour de Francia 2023, cuya Grand Départ se dará en el País Vasco con una primera etapa en Bilbao el 1 de julio, finalizará el 23 de julio en París, al término de un recorrido de 3.404 km, tras pasar por los cinco macizos montañosos galos. En la conquista del maillot amarillo se vivirá un episodio decisivo y lleno de emoción en el Puy de Dôme, donde se disputará una llegada del Tour 35 años después de la victoria del danés Johnny Weltz. El retorno de esta legendaria ascensión se verá acompañado por la presencia de lugares que están llamados a cobrar cada vez más protagonismo en ediciones futuras como el Grand Colombier o el Col de la Loze. La única contrarreloj del Tour 2023 serán los 22 kilómetros entre Passy y la estación de Combloux de Alta Saboya. Los sprinters tendrán ocasión de lucirse en llegadas prestigiosas en Bayona y en Burdeos, así como en Limoges, Moulins o Poligny, antes de la meta final en los Campos Elíseos.

Discover the route

En Bilbao, el próximo 1 de julio, el Tour de Francia celebrará sus 120 años. La Grand Départ del País Vasco ofrece precisamente un decorado lleno de carreteras que rinden homenaje a los pioneros de 1903, puesto que sus herederos entrarán rápidamente en una secuencia de etapas pirenaicas, donde no faltarán las sorpresas, tanto del lado español como del lado francés. Los atacantes se sentirán cómodos en tierra de la Clásica de San Sebastián (etapa 2), mientras que los sprinters, en principio, tendrán vía libre en Bayona (etapa 3), luego en el circuito de Nogaro (etapa 4), mientras los escaladores van preparando las pendientes de las etapas de Laruns (etapa 5) y de Cauterets-Cambasque (etapa 6). Las raras salidas del Tour que se han celebrado en el Sur siempre han anunciado un programa denso. Sin embargo, en esta ocasión la suma de 30 ascensiones de categoría 2 o superior se debe principalmente al Grand Slam previsto para esta edición, puesto que el pelotón visitará los cinco macizos montañosos de Francia.  

En esta colección de subidas más o menos exigentes, el pelotón tendrá los ojos puestos en el Puy de Dôme (etapa 9), cuya carretera se abre de nuevo a los corredores del Tour (pero no a sus fans) 35 años después de la última escalada a la cima sobre Clermont-Ferrand. Este reencuentro recordará imágenes del duelo Anquetil-Poulidor en 1964 o de la victoria de Fausto Coppi en 1952, edición de las primeras grandes llegadas en alto, lo que promete una primera batalla de alta tensión entre los aspirantes al título. Los últimos cuatro kilómetros de asfalto antes de la meta, con una pendiente media de cerca del 12%, podrían ser la mecha que encienda de nuevo el volcán durmiente.  

Los campeones tienen una cita con el Puy de Dôme, pero también con las cimas en las que se perfilan pugnas feroces en el futuro. Se presenta, por ejemplo, una leyenda emergente el día de la fiesta nacional de Francia, con una batalla prevista en el Grand Colombier (etapa 13), segunda vez en la historia de la prueba en la que se pintará aquí la línea de meta.  Y después de la cima del Jura, los corredores medirán fuerzas en el Col de la Loze, justo antes de bajar volando al altipuerto de Courchevel (etapa 17), para rematar la secuencia en los Alpes en la que los más fuertes se convertirán en intocables. El Col de Joux Plane y su descenso antes de Morzine (etapa 14), la subida a Bettex al día siguiente (etapa 15), así como la cota de Domancy en el programa de la única crono del Tour (etapa 16) se encargarán de hacer y deshacer la clasificación jerárquica entre un puñado de corredores candidatos al maillot amarillo. El temperamento de los favoritos esperados en la prueba que se ha podido observar en todas las carreteras del mundo deja claro que no son de los que dejan escapar una oportunidad para asestar un buen golpe. Una de ellas se presentará la víspera de la meta final, gracias a una etapa accidentada en los Vosgos en dirección al Markstein con un desnivel positivo de 3.500 metros en tan solo 133 km, en los que se tendrá que superar, entre otros, el Col de la Schlucht, el Petit Ballon y el Platzerwasel (etapa 20).  El veredicto en Alsacia se celebrará al día siguiente en los Campos Elíseos, donde culminará el festival del sprint, tras pasar por Burdeos, Limoges, Moulins o Poligny. ¡Victorias prestigiosas en liza en todas las especialidades! 

colonne droite  - fantasy es
Club ES
app_es