Etapa del día

Liège / Liège

Diario de la etapa

le coq sportif

Colección le coq sportif la Grande Boucle 2012

La colección La Grande Boucle de le coq sportif está pensada tanto para el hombre como para la mujer gracias a la gama de colores utilizada en los maillots de los campeones. Para saber más

Un Tour repleto de promesas

novedades27.07.2012Después de la carrera

Photo des maillots du tour 2012 - © ASO/O.Chabe

Es posible que la victoria de Bradley Wiggins en el Tour 2012 marque el inicio de un nuevo reinado. La superioridad del equipo Sky podría volver a ponerse al servicio del primer ganador británico del Tour y también de su "número 2", Chris Froome. Independientemente de lo que el futuro aguarde a la formación inglesa, que ha logrado su objetivo más ambicioso en solo tres años, las próximas ediciones del Tour tendrán también un marcado carácter eslovaco, francés o estadounidense. Así lo avalan las espléndidas actuaciones de Peter Sagan, Tejay Van Garderen, Thibaut Pinot y Pierre Rolland durante las tres semanas de carrera.

Tras el triunfo de un corredor procedente del mundo de la bicicleta de montaña, en esta ocasión ha sido un pistero de formación quien se ha llevado los máximos honores del Tour de Francia, demostrando un dominio absoluto en el ejercicio de la contrarreloj así como una constancia encomiable en el resto de terrenos. Las dos victorias de etapa de Bradley Wiggins, en Besançon y Chartres, le proporcionaron una renta de casi dos minutos sobre su delfín, al tiempo que principal apoyo, Christopher Froome. Fue gracias al importante respaldo brindado por este keniano de piel blanca que el británico pudo responder y resistir, siempre con sangre fría, a los reiterados ataques, en su mayoría tímidos, de sus rivales. El análisis de la clasificación general final refleja en sus detalles las capacidades y limitaciones de los rivales eclipsados por la actuación de Wiggins: uno de los más peligrosos, Vincenzo Nibali, no pudo arañarle ni un segundo al jefe de filas del Sky ni en la ascensión ni en los descensos. El italiano pagó también cara su relativa debilidad en la contrarreloj, que le relegó a 6'19'' del tiempo de referencia, si bien esto no le privó del placer de subirse al podio de honor del Tour, el tercero para el corredor.

Cavendish, Sagan, Greipel:
3-3-3, con ventaja para Eslovaquia

Además de los dos primeros puestos de la general, el equipo Sky tiene motivos para caminar con la cabeza bien alta después de imponerse en 6 de las 21 etapas del Tour. El triunfo de Froome en La Planche des Belles Filles, menos esperado pero no por ello menos espectacular que las cronos dominadas por Wiggins, destapó a un nuevo peso pesado en el Tour que sin duda brillará con luz propia en las carreteras belgas en primavera. Si a esto le sumamos las tres victorias de Mark Cavendish - su actuación más discreta en un Tour completo, como dirían los más críticos -, conquistadas gracias a los trenes de primera que le auparon hasta la meta, el palmarés del equipo es sin duda excepcional.

Invicto en los Campos Elíseos, "Cav" sintió el aliento de un rival ya anunciado en su cogote: Peter Sagan, que puede darle guerra desde este mismo fin de semana en los Juegos Olímpicos. Se trata del corredor que empezó enfundándose el maillot verde, un maillot al que ya se había acostumbrado "Cav" el año pasado. En su primer Tour de Francia, Sagan ha respondido con creces a las esperanzas depositadas en él. Intratable en las llegadas en alto, como pudimos observar en las etapas de Seraing y Boulogne, el ciclista demostró en Metz que puede adelantar también en llano a los sprinters más temibles, como Greipel y Goss. Con esta 3ª victoria de etapa, "Tourminator" se colocaba cómodamente en lo alto de la clasificación por puntos, algo que no le impidió pelear duro en los sprints intermedios y todas las metas que el corredor vio al alcance de su mano: a las 3 victorias de etapa, Sagan sumó 5 puestos en el Top 5. Tan extraordinaria actuación explica los 141 puntos de ventaja de Sagan sobre su principal rival en la lucha por el maillot verde, André Greipel. El sprinter alemán, tercer autor de un triplete en este Tour 2012, se ha liberado así de sus complejos frente a Mark Cavendish, aprovechando al máximo un tren que le lanzó en las llegadas de Rouen, Saint-Quentin y Cap d'Agde.

Thibaut Pinot, el acompañante más
regular del equipo Sky en la montaña

Aunque le falte aún algo de madera para destacar en la general, Peter Sagan tiene tres años por delante para aferrarse al maillot blanco que reconoce al mejor joven, conquistado este año por Tejay Van Garderen. En el clan BMC, el alumno aventajado ha superado a su maestro. Tanto en las cronos como en la montaña, el joven estadounidense no mostró signos de debilidad, contrariamente a Cadel Evans, que nunca se encontró en posición de defender su título. Al término de la carrera, Van Garderen logró colocarse en la 5ª posición de la jerarquía. Nadie puede afirmar con certeza que la posición de Evans como defensor del título le impidió aspirar a algo más alto. En cambio, el maillot blanco logró controlar desde la serenidad a los rivales de su categoría. No parece claro que el corredor vaya a mantener durante mucho tiempo distancias tan importantes con Thibaut Pinot (6'13''), promesa tan destacable como Peter Sagan en este Tour. El corredor más joven del pelotón no se contentó con adjudicarse la etapa de Porrentruy. Para defender su puesto en el Top 10, fue el acompañante más regular de la formación Sky, mientras hombres como Nibali, Van den Broeck, Van Garderen o Zubeldia, todos por delante de él en la general, se iban quedando atrás en las ascensiones (La Toussuire, Peyragudes...).

El currículo pirenaico de Voeckler:
¡Aubisque, Tourmalet, Aspin, Peyresourde!

La esperanza del ciclismo francés, que responde al nombre de Thibaut Pinot (10°), se ha codeado en la general con Pierre Rolland (8°). El maillot blanco del Tour 2011 deberá ser capaz de superar sus limitaciones en la contrarreloj para poder aspirar al podio, si bien ha sabido responder con creces en la montaña. Tras conquistar el Alpe-d'Huez el año pasado, Rolland lograba conquistar en esta edición la etapa más exigente del paso por los Alpes en La Toussuire. Sin embargo, no ha sido él quien ha tenido el honor de lucir el maillot de lunares, sino su compañero de equipo Thomas Voeckler, que demostró una pasión tardía por este maillot. El cazador de etapas demostró su valía primero en Bellegarde-en-Valserine. Después, durante su segundo golpe ganador del año, en la carretera hacia Bagnères-de-Luchon, el líder de Europcar sumó a su currículo pirenaico los nombres de los puertos más prestigiosos y sus correspondientes bonificaciones: Aubisque, Tourmalet, Aspin y Peyresourde. Ahí es nada…

En total son ocho las formaciones que se han adjudicado una o varias victorias de etapa en el Tour, habiendo los españoles Luis-León Sánchez y Alejandro Valverde salvado a sus respectivos equipos, el Rabobank y el Movistar, de un Tour de Francia marcado por las decepciones. En el caso de los 14 equipos restantes, los esfuerzos realizados para destacar en la carrera no se han visto recompensados, con la excepción del premio al supercombativo del Tour, que ha caído en esta ocasión en manos de Chris-Anker Sorensen.

Ver toda la actualidad

Portadores de maillots al final del prólogo

Clasificaciones al final del prólogo

Suscribirse

Reciba información exclusiva del Tour de Francia

Patrocinadores del Tour