Etapa del día

Évry / Paris Champs-Élysées

Diario de la etapa

All fans' pictures!

La Caravane Publicitaire

Discover all the fans' photos, share yours with the hashtag #TDF and win lots gifts with the Caravan quizs! Para saber más

Gran Salida 2014 - Yorkshire

Yorkshire

© A.S.O. © A.S.O. © A.S.O. © A.S.O.

Yorkshire, tierra de inspiración…

El condado de Yorkshire es un canto permanente al viaje. Entre sus hijos más célebres destaca James Cook, uno de los navegantes que redefinió el mundo al descubrir Nueva Zelanda, Nueva Caledonia y las islas del archipiélago de Hawai. La travesía marítima, sin embargo, será mucho más tranquila para los corredores del Tour, que se adentrarán también en nuevos territorios con motivo de la Gran Salida de la presente edición, la vigésima que se desarrollará fuera del territorio galo. El pelotón tomará el pulso a esta apasionante tierra durante el Tour de Yorkshire, que se concentrará en dos etapas, durante las cuales podrán disfrutar de la naturaleza virgen del condado al recorrer sus valles y descubrir esa vitalidad transformadora que se respira en el seno de las ciudades que han marcado la historia del país. Visitar Yorkshire también supone sumergirse en la atmósfera de las novelas de las hermanas Brontë, que compartirán, quién sabe, parte de su inspiración con los corredores mientras recorren la localidad de Haworth.

Las ciudades de Leeds y Sheffield, dos importantes polos de desarrollo industrial durante el siglo XIX, ocuparán un lugar central en el paso del Tour por las tierras del condado. Su historia deportiva les ha llevado a copar los titulares en los últimos años, gracias a que los clubes de fútbol de ambas ciudades han conquistado un total de ocho títulos de campeones de Inglaterra. Aunque lejos de la élite, el modesto Sheffield FC seguirá siendo, para la eternidad, el primer club de fútbol del mundo, fundado como lo fue en…¡1857! En lo que respecta al ciclismo, el azar ha querido que Brian Robinson, primer británico en adjudicarse una etapa en el Tour, y Barry Hoban, valedor de ocho etapas, sean ambos oriundos de Yorkshire.

La gran cita, sin embargo, será en 2014.

Ciclismo al estilo inglés: tradición… y visión

© A.S.O. © A.S.O. © A.S.O. © A.S.O. - Mark Cavendish © A.S.O. - Bradley Wiggins © A.S.O. - Chris Froome

En el álbum del Tour de Francia, el ciclismo británico ha estado siempre representado por valientes pioneros. Los Robinson, Simpson y Hoban, firmaron las primeras páginas de la historia ciclista del país, que han agrandado en los últimos tiempos Cavendish, Wiggins o Froome.

Al estudiarla de cerca, se comprende que las raíces del ciclismo británico son profundas. La primera carrera ciclista, disputada entre París y Saint-Cloud en 1868, ¡la ganó un inglés expatriado de nombre James Moore! Al otro lado del canal de la Mancha, la cultura de las cronos conquistó en seguida a los rodadores. La fiebre de los récords empezó a ganar adeptos entre los ciclistas en la sombra, que se enfrentaron después a una larga prohibición de las carreras en carretera.

En este contexto de marginación, la decisión de Bill Burl y Charles Holland de presentarse al Tour 1937 fue todo un acto de heroísmo. Muchos años después, el camino trazado por Brian Robinson fue recorrido con trágica desmesura por Tom Simpson, tristemente fallecido en carrera en las faldas del Mont Ventoux en 1967. El día después de tan dramático acontecimiento, Barry Hoban se adjudicaba la etapa de Sète, que dedicaba a su compañero de habitación.

Sobre el legado de los ciclistas de la primera época se construyó y afianzó la escuela británica. El día de su primera incursión en 1994, Chris Boardman se impuso en el prólogo. David Millar, por su parte, se adjudicó el primer maillot amarillo del siglo XXI. El escocés fue también testigo e incluso actor indirecto de la ola de éxito británica.

Como botón de muestra, las veinticinco victorias de etapa de Mark Cavendish, que nunca deja pasar la ocasión de recordar que su encuentro con David Millar en la Isla de Man fue un detonante para su carrera. El campeón del mundo en 2011 inspiró vocaciones a lo largo y ancho del Reino Unido, como lo ha hecho un ciclista más veterano que él, de nombre Bradley Wiggins, que se reveló como un peso pesado del Tour de manera más tardía.

El bicampeón olímpico de persecución, cuarto clasificado del Tour en 2009, debe en gran medida su consagración a Dave Brailsford y a la eficacia del proyecto Sky. Guiado por la idea de trasladar a la carretera los métodos que valieron el triunfo a los ciclistas de pista ingleses, la cabeza pensante del equipo logró ganar la apuesta de colocar a uno de sus corredores en lo más alto del podio. En 2012, Wiggins materializaba el sueño diseñado por Brailsford. Y, al mismo tiempo, Sir Brad mostraba el camino a su compañero de equipo Chris Froome, quien plasmó sobre la carretera el método Sky con más ímpetu si cabe en 2013. ¡Sin duda, los súbditos de su Majestad han conquistado las cumbres!

Algunos datos de interés

  • 1937: Bill Burl y Charles Holland, primeros ciclistas en participar en la prueba
  • 1958: Brian Robinson, primer británico vencedor de etapa
  • 1962: Tom Simpson maillot amarillo durante un día
  • 1978: Barry Hoban termina su participación en el Tour con ocho victorias de etapa
  • 1984: Robert Millar se adjudica el maillot de lunares
  • 1994: Chris Boardman gana el prólogo de Lille y marca un récord de velocidad aún imbatido: 55,152 km/h
  • 2008: Mark Cavendish gana su primera etapa en el Tour
  • 2012: Bradley Wiggins se convierte en el primer ganador británico de la Grande Boucle
  • 2013: Chris Froome sucede a su compatriota en el palmarés

Gary VERITY
Director General de Welcome to Yorkshire

Orgullosos y felices

Gary Verity, Director General de Welcome to Yorkshire y Christian Prudhomme, Director del Tour de Francia © A.S.O. Leeds © A.S.O. Harrogate © A.S.O. York © A.S.O. Sheffield © A.S.O. Cambridge © A.S.O. Londres © A.S.O.

Yorkshire tiene el placer de acoger la prueba ciclista más importante del mundo en una de las regiones más hermosas del Reino Unido.

Es para nosotros un honor haber sido seleccionados para acoger la Gran Salida del Tour de Francia 2014. Confiamos en que los corredores encuentren nuestros espectaculares paisajes a la altura de su talento.

El itinerario trazado recorrerá algunas de nuestras principales ciudades históricas, como York y su muralla romana, Leeds, el segundo mayor centro financiero del Reino Unido, Ripon y su suntuosa catedral o Sheffield, una de las ciudades europeas mejor equipadas en lo que a infraestructuras deportivas se refiere. Asimismo, rodarán por el Parque Nacional de Yorkshire Dales y el enclave comercial de Harrogate antes de enfrentarse a las escarpadas montañas de los Peninos, en el corazón del condado que vio nacer a las hermanas Brontë. Un recorrido que sin duda alguna hará las delicias de los ciclistas.

Yorkshire y el ciclismo evolucionan de la mano. El condado es conocido como una tierra de ciclistas, pues ha sido la cuna de talentos como Brian Robinson, el primer ganador de etapa del Tour de Francia de nacionalidad británica, Barry Hoban, que cuenta con ocho victorias de etapa en su palmarés y Malcolm Elliott, el primero de nuestros compatriotas en coronar una clasificación en una de las grandes rondas ciclistas, concretamente la clasificación por puntos de la Vuelta a España de 1989.

Ahora bien, si los paisajes de la región siguen siendo una fuente de inspiración para una nueva generación de estrellas del ciclismo es también gracias al espíritu cálido y acogedor por el que se conoce a los habitantes de Yorkshire. En Yorkshire, nos encanta conocer a gente nueva y hacer que los visitantes se sientan como en casa en este condado apodado “el condado de Dios”. Estamos convencidos de que los hombres, mujeres y niños de nuestro condado, que acudirán en masa a animar a los corredores a su paso por nuestras ciudades, sabrán ofrecer al Tour de Francia la más calurosa de las acogidas…

Igualmente calurosa será, estamos convencidos, la acogida que se les brindará en el tercer acto de esta estancia británica, que tomará la salida en Cambridge, célebre ciudad universitaria, y culminará en Londres, la capital, escenario de la memorable Gran Salida del Tour de Francia de 2007 así como de los imponentes Juegos Olímpicos de 2012.

Christian PRUDHOMME
Director del Tour de Francia

Calidad y entusiasmo garantizados

Inolvidable. Es la palabra que me viene a la cabeza al recordar la Gran Salida del Tour de Francia en Londres en 2007, en lo que fue la primera salida organizada en Gran Bretaña.

Mi deseo hoy es que la Gran Salida de 2014 sea tan excepcional como aquella, aunque estoy convencido de que dicho deseo se verá satisfecho con creces gracias a la pasión y el entusiasmo mostrados por nuestros amigos de Yorkshire desde nuestro primer encuentro. En aquel primer encuentro, evocamos el horizonte 2016-2017 como escenario para una nueva visita del Tour a tierras británicas. Eso fue antes del verano de ensueño del ciclismo británico. La histórica victoria de Bradley Wiggins en la ronda gala y el extraordinario éxito de las pruebas ciclistas en los Juegos Olímpicos nos convencieron de que teníamos que volver al Reino Unido no ya antes, sino cuanto antes. La elección del condado de Yorkshire como lugar de acogida de la salida no es azaroso, sino que responde a la calidad de las instalaciones, infraestructuras y emplazamientos propuestos. Responde a los paisajes majestuosos que podrán descubrirse desde los cinco continentes al seguir la carrera por televisión. Responde a sus carreteras, que ofrecen una variada orografía, indicada tanto para sprinters como para puncheurs. Responde a su tradición ciclista y a las hazañas de los pioneros, con Brian Robinson a la cabeza, desde finales de los años cincuenta. Responde a la elección de un campeón de nuestro tiempo y en activo como lo es Mark Cavendish como embajador, reflejo de una disciplina que vive días de gloria y mira con ilusión hacia el futuro.

En nuestras mentes se dibujan ya imágenes de lo que será sin duda una inmensa fiesta popular en Leeds, donde dará el pistoletazo de salida el Tour, así como en Harrogate, York, Sheffield y el resto de lugares de paso que jalonan el itinerario por el condado. Un fervor que seguro nos acompañará en el sur del país, durante la tercera etapa que llevará a los corredores desde la prestigiosa ciudad de Cambridge hasta Londres, la capital.

Siete años después, el Tour volverá a encontrarse con The Mall en su llegada real frente al Palacio de Buckingham. Estoy seguro de que tras una semana de pasión y tres etapas memorables, solo nos vendrá un calificativo a la cabeza: inolvidable.

Wiggins y Cavendish, por supuesto, pero también Robinson

Brian Robinson © A.S.O. Tom Simpson © A.S.O. Barry Hoban © A.S.O. Mark Cavendish © A.S.O. Christopher Froome © A.S.O. Bradley Wiggins © A.S.O.

Domingo 22 de julio de 2012, el día de la gloria. Los acordes del God Save the Queen resuenan en los Campos Elíseos para honrar la primera victoria de un corredor británico en el Tour de Francia. Lo que es más, el maillot amarillo Bradley Wiggins se codea en el podio con uno de sus compatriotas, su compañero de equipo Christopher Froome, que termina segundo. Cincuenta años antes, en 1962, el primer corredor procedente del otro lado del Canal de la Mancha en enfundarse tan preciada prenda se llamaba Tom Simpson, que sería imitado más tarde por Chris Boardman, Sean Yates y David Millar.

En lo que respecta a las victorias de etapa británicas, que ascienden a 51, el protagonista indiscutible es Mark Cavendish, con sus 23 triunfos, seguido de Barry Hoban (8), David Millar (4), Michael Wright, Robert Millar y Chris Boardman (3), Bradley Wiggins (2), Sean Yates, Maximilian Sciandri y Christopher Froome (1). Sin olvidarnos de quien abrió el contador al imponerse en dos ocasiones, primero en 1958 y después en 1959, que no fue otro que Brian Robinson, oriundo, como Hoban, del condado de Yorkshire.

Yorkshire vuela cada día más alto

© A.S.O. © A.S.O. © A.S.O.

El condado de Yorkshire es conocido en el mundo entero por sus landas silvestres peinadas por el viento, escenario de las novelas de las hermanas Brontë en el siglo XIX, una fama que llega hasta nuestros días gracias a los muchos atractivos del Yorkshire más moderno.

A solo dos horas al norte de Londres por tren, bien podría decirse que nos encontramos en “un país dentro de un país”, gracias a sus siete grandes ciudades, cada una con su propia personalidad, ubicadas todas ellas a varios minutos de un marco natural de excepción: los Yorkshire Dales y sus majestuosos valles, los North York Moors y sus espectaculares paisajes, capaces de cortar el aliento, las colinas de los Peninos y el impresionante litoral del Mar del Norte.

Leeds, por su parte, es un bullicioso centro financiero, mientras que la vecina Bradford se enorgullece de haber sido nombrada Ciudad del Cine por la UNESCO. El puerto de Hull, al este, está situado en un gran eje comercial y sirve de puerta de entrada hacia el resto de Europa.

Durante los últimos años, el turismo ha registrado en Yorkshire un desarrollo mucho más marcado que en el resto del Reino Unido.

Los visitantes podrán descubrirlo y apreciar nuestra historia y nuestro pasado en lugares como York o en nuestras preciosas casas de campo y castillos. Cabe destacar también que nos estamos convirtiendo en una referencia en el mundo de la escultura gracias a la Hepworth Gallery de Wakefield, el Henry Moore Institute de Leeds y el Yorkshire Sculpture Park.

El deporte atrae también a visitantes como si de un imán se tratara. El Sheffield Crucible Theatre es conocido como el templo mundial del snooker y, en los últimos tiempos, Yorkshire ha acogido competiciones internacionales de salto, esgrima, patinaje artístico y bicicleta de montaña. La Gran Salida sin duda atraerá las miradas del mundo entero hacia esta floreciente y maravillosa región del Reino Unido.

Leeds Arena © A.S.O.

Ubicado en la vertiente nororiental de Inglaterra, el condado de Yorkshire, el más extenso del país, se extiende sobre una superficie de 15.000 km2 e incluye un total de cuatro divisiones: Este, Norte, Oeste y Sur. Su población asciende a 5 millones de habitantes, 752.000 de ellos en Leeds, la ciudad más importante del condado. Harrogate, por su parte, cuenta con 73.000 habitantes, York con 198.000 y Sheffield con 555.000.

Cambridge, centro administrativo del condado de Cambridgeshire, tiene una población de 110.000 habitantes. Londres, capital del Reino Unido, acaricia los tres millones, siete si consideramos el Gran Londres.

Acceso

Por avión: aeropuertos de Leeds Bradford a 15 km del centro de la ciudad o de Manchester a 70 km
Por tren: de París a Londres por Eurostar. Numerosos enlaces diarios entre Londres y las principales ciudades del condado de Yorskshire
Por carretera: 780 km de París a Leeds por autopista

Recorrido general
Etapa 1

Leeds / Harrogate

190km

En pleno corazón de Leeds, a los pies del Town Hall, imponente edificio del siglo XIX, al tiempo ayuntamiento y sala de conciertos, se dará el pistoletazo de salida de la 101ª edición del Tour de Francia rumbo al noroeste del condado. La carrera desfilará delante de Harewood House, residencia de los condes homónimos, miembros de la familia real, y se dirigirá hacia Skipton, puerta de acceso al espectacular Parque Nacional de Yorkshire Dales, en el macizo de los Peninos. El trazado, llano hasta entonces, empezará a tomar altura para surcar los valles. En la salida del Parque, el recorrido gira hacia el sudeste, por Leyburn y Ripon, de nuevo en terreno llano. Al término de una larga recta, en el centro de la localidad de Harrogate, conoceremos al fin el nombre del primer maillot amarillo del Tour de Francia 2014.

Etapa 2

York / Sheffield

200km

La magnífica ciudad de York, que destaca por su rica historia, acogerá la salida de la segunda etapa. Tras tomar la salida delante de la Clifford’s Tower, el pelotón enfilará rumbo al oeste y recorrerá de nuevo Harrogate antes de girar al sur por Haworth, localidad que debe su fama mundial a las novelas de las hermanas Brontë, y después Huddersfield. Para entonces, los corredores ya habrán podido poner a prueba sus piernas en las carreteras escarpadas de la zona antes de adentrarse en el Peak District, otro Parque Nacional ubicado en los Peninos. Aquí, las ascensiones se tornan más duras, sobre todo la que conduce hasta Holme Moss, considerada una de las más peliagudas de toda Gran Bretaña. Por último, antes de cerrar la etapa en Sheffield, los corredores deberán superar varias ascensiones, la última a menos de cinco kilómetros de la línea de meta, situada en la vertiente nororiental de la ciudad, en las inmediaciones del Don Valley Stadium.

Etapa 3

Cambridge / Londres

170km

La célebre ciudad universitaria ofrece un marco de excepción para abrir el tercer acto de la Gran Salida. Esta etapa que se desarrollará fundamentalmente sobre terreno llano, avanzará en dirección sur por las carreteras del condado de Cambridgeshire, Hertforshire y Essex. A continuación, se adentrará en el Gran Londres desde el noreste, concretamente desde Epping Forest. Tras dejar atrás el Olympic Park, la carrera tendrá su epílogo en la capital británica en un decorado de postal: el Támesis, el Puente y la Torre de Londres, el Big Ben, el Palacio y la Abadía de Westminster... Como ocurrió durante el prólogo del Tour de Francia de 2007 y las pruebas en carretera de los Juegos Olímpicos de 2012, la llegada se decidirá en The Mall, delante del mismísimo Palacio de Buckingham.

Portadores de maillots al final de la etapa 21

Clasificaciones al final de la etapa 21

Mecenazgo y Medio ambiente

Desde su creación, Amaury Sport Organisation está comprometida con una serie de actividades de mecenazgo. Seguir leyendo

Amaury Sport Organisation se dedica a la integración del medio ambiente en la organización del enfoque de las carreras. Seguir leyendo

Maillots del tour

Suscribirse

Reciba información exclusiva del Tour de Francia

Patrocinadores del Tour